Los XV años de Rubí, entre lo naco y perverso

xv_anos_de_rubi
El alboroto que ha causado el próximo cumpleaños de Rubí Ibarra García, tiene varias connotaciones, y si tuviéramos que analizar la situación política, social y económica del país, encontraríamos que esa festividad pueblerina, tuvo que haber sido organizada por los niveles gubernamentales más altos, tomando en cuenta que para el poder político no hay nada mejor que darle pan y circo al pueblo.
Sin embargo, el espectáculo de los XV Años de Rubí, tiene cuestiones terriblemente oscuras, y solo alguien con una mente perversa y una personalidad maligna –como es el caso del padre de la joven-, pudo lograr que todos los sectores del país voltearan a ver un festejo lleno de ignorancia.
Crescencio Ibarra, el papá de Rubí, es bien conocido en toda la comunidad de La Joya por ser un hombre malo, temible y ambicioso, que juega con la pobreza de los lugareños para después quitarles hasta lo que no tienen.
Basta observar el testimonio que difundió el diario El Universal, para darnos cuenta que la fiesta que le están preparando a Rubí, puede ser una artimaña digna de la mafia y del poder político local y regional.
¿De cuándo acá los gobernadores, senadores, diputados, alcaldes, actores, actrices, periodistas, se organizan tan bien solo para cumplirle un capricho a una niña que dista de ser bonita y elegante?
Tal vez la pregunta que tendríamos que hacernos, es quién tuvo los tamaños para emprender un ejercicio totalmente naco y perverso, como lo son los XV Años de Rubí.
Para responder esta inquietud, podríamos pensar en Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, Ricardo Anaya, Andrés Manuel López Obrador, Luis Videgaray Caso, Emilio Gamboa Patrón, Emilio Azcárraga Jean, Ricardo Salinas Pliego, el mismo Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera…solo ellos tienen torcida la mente y son multimillonarios.
¿Pero por qué nadie le hace caso a una madre de familia que ruega para que el gobierno costee los gastos médicos de su hijo que fallece por falta de atención? ¿Por qué Eruviel Ávila no actúa de inmediato y pide apoyo a patrocinadores cuando ocurren decenas de secuestros diarios en todo el Estado de México?
¿Por qué las bellas Galilea Montijo y Andrea Legarreta, no invitan a las chicas que han sufrido abuso sexual y violación por parte de sacerdotes y políticos? ¿Por qué la comunidad gay de Televisa está tan entusiasmada por una fiesta de tan bajo nivel?
Aquí hay muchas cosas raras.
Desviar la atención de todo México, puede ser una gran justificante.
¿Pero qué más daño nos puede hacer Peña Nieto?
¿Qué más puede robar o esconder Angélica Rivera?
Esto de los XV Años de Rubí es totalmente naco y perverso.
Si el papá de Rubí es un ser humano nefasto e inservible; si los gobiernos federal, estatal y municipal, están podridos en corrupción y abuso de poder; si Televisa se está hundiendo por la escasa credibilidad que tienen sus contenidos; si las mismas actrices de esa televisora sirven para prostituirse en las fiestas de los poderosos, ¿por qué creer que la fiesta de Rubí será noble y bendita?
Eso solo puede pasar en nuestro país.
Analicemos un poco más, y encontraremos más porquería.
¿Alguien irá a la fiesta de Rubí?
Nos negamos a creer que este es el México del siglo XXI.


Back To Top